Fran Rosa

3 Octubre 2015

Diseño

UX en apps de citas: Diseñada para devaluarte

English: Dating Apps UX: Selling You Short By Design

Si entras en una tienda, incluso si no hay ningún nombre ni ningún producto expuesto, sabes inmediatamente si es una tienda barata o una marca de lujo sólo mirando el espacio. Y cuando los productos están perfectamente colocados, el efecto es aún mayor. No necesitas conocer la marca, puedes sentirlo.

El auge del diseño de espacios

Hay un diseño de tiendas para marcas de lujo espectacular. Y algunos piensan que eso se debe a que tienen el dinero para ello. Y la cantidad de espacio que usan y su diseño no son baratos. Pero no gastan ese dinero porque quieran complacerte. Lo hacen porque quieren tu dinero. Si lo tienes.

Todo está hecho con esmero para ofrecerte una experiencia única. Entrar en una tienda de lujo puede parecer intimidante desde fuera, pero una vez dentro, es una maravilla. Los productos están colocados con cuidado. El ambiente es agradable y acogedor, pero también bello y atrayente. Los empleados de la tienda son agradables y sonríen, y tienes toda su atención porque no hay colas, no hay esperas, no hay más gente. La iluminación es la adecuada para paladear los colores y materiales. Incluso el olor está deliciosamente calculado. Es tan agradable que te sienta bien darles tu dinero. De eso trata el lujo, no de poseer cosas caras sino de alegrarte de gastar tu dinero en ellas.

Sin traducción posible

No es que el diseño de tienda para una marca de lujo o una tienda barata sean distintos. Es que no son comparables. Como si hablaran diferentes idiomas.

En una tienda barata tienes muchas opciones, no importa que no te atraiga mucho ninguna, porque siempre encontrarás algo que te guste. En una tienda de lujo, tienes una pequeña selección de propuestas que puedes adorar, incluso si no estás dispuesto a comprarlas.

En una tienda barata tienes todos los colores posibles para una prenda, todos los tejidos posibles, todas las tallas posibles, y varias copias de cada uno, por si alguno tiene alguna imperfección. En una tienda de lujo tienes una prenda única hermosamente fabricada en un único color y tejido, y muy probablemente no en todas las tallas.

En una tienda barata te dan un montón de opciones al mismo tiempo, y tienes que seguir un proceso de eliminación para poder encontrar algo que pueda encajar en tus necesidades. En una tienda de lujo descubres prendas exclusivas, de una en una, y si cualquiera de ellas es remotamente cercana a encajar, eso dispara tu deseo.

De compras en una app de citas

¿Cuál de esos dos ejemplos crees que se parece más a la manera en como encuentras gente en una app de citas?

En la descripción de cualquier app de citas encontrarás un número de gente que la usa. Miles, cientos de miles, millones. Te ofrecen toda esa gente al mismo tiempo. Empiezas a usar la app y encuentras a centenares de nuevas caras a tu alrededor, una docena cada vez, y tienes que seguir un proceso de eliminación para poder encontrar algo que pueda encajar en tus necesidades. Y eso genera dos problemas.

Elegir por eliminación: Existe la idea culturalmente aceptada de que para encontrar a tu alma gemela tienes que equivocarte varias veces antes, popularmente conocido como ‹besar ranas para encontrar tu príncipe›. Pero no se trata de ir dejando cadáveres a tu paso, sino de exponerte y darle una oportunidad al amor, y ser capaz de aprender de la experiencia.

El proceso de eliminación de las apps de citas es muy diferente. Se basa en reglas generales o en cifras. Ninguna persona más alta o más baja que yo, ninguna persona gorda, ninguna persona sin empleo, ninguna persona más vieja o más joven que yo. Todas esas reglas, que siguen una lógica de programación — coger toda la información y aplicarle filtros — no debería poder aplicarse a seres humanos. Incluso temas polémicos como la raza se toman a la ligera — como eliminar a todas las personas de una raza o a cualquier persona de una raza distinta a la del usuario.

Reducir el valor del individuo: Después de eliminar al noventa y cinco por ciento de la gente en una app de citas, aún tienes algunas docenas — o cientos dependiendo de la popularidad de la app en tu zona — para escoger. Y habiendo eliminado miles, es más fácil seguir eliminando por cualquier razón estúpida. Como ‹hay algo en la cara de esta persona en esta foto que no me gusta, aunque no estoy seguro de qué es y no he visto nada parecido en ninguna de las demás fotos de su perfil›.

La gente se vuelve desechable. Y el usuario se vuelve maleducado. ‹¿Por qué debo darte una razón? Ve a hablar con otra persona, hay un montón más aquí›. De repente es aceptable irse a mitad de una conversación, no contestar un mensaje, o responder directamente con insultos a quien te saluda con un ‹Hola›.

Gente de lujo

No tengo una respuesta mágica que resuelva esos problemas de un plumazo. Pero hay algunas cosas que los diseñadores de UX de las apps de citas podrían aprender de los diseñadores de espacios para añadir valor en lugar de menospreciar a la gente.

Usa el descubrimiento: No apiles a la gente como cajas. Deja que el usuario encuentre a cada individuo con tiempo para apreciar quien es y el valor de su única mezcla de cualidades. Convertir el proceso de eliminación en un proceso de descubrimiento. Deja que el usuario desee conocer a gente.

Adecua el ambiente: Ningún perfil es apropiado para todo el mundo. Algunas personas son abiertas y están dispuestas a compartir detalles o experiencias de su vida con todo el mundo, y algunas personas se sienten más cómodas envueltas en un poco de misterio. Algunas personas quieren dejar ver su apariencia física lo primero, y algunas personas prefieren empezar una conversación antes. Para algunas personas el aspecto más importante de sus vidas son sus trabajos, para otras sus familias, o sus mascotas, o sus amigos, o sus coches.

Deja que la gente exprese su unicidad más allá de dejar partes de su perfil en blanco. Déjales escoger cómo los demás los conocen, los aprecian. Los aman.

Sé agradable y sonríe: Deja que la gente sepa que hay otra gente tras la app, que os preocupáis y estáis ahí para ellos. Moderar un texto o una foto en un perfil simplemente eliminándolo sin más no ayuda a nadie. Responde a sus preguntas, muéstrate disponible y ayúdales a vivir una experiencia positiva.