Fran Rosa

26 Octubre 2016

Diseño

Roba un original: Inspiración y copia

English: Steal An Original: Inspiration And Copy

Izquierda: Cartel para Grammo-grafik por Gottlieb Soland
Derecha: Propuesta de Cartel para Jazzaldia hecha por mi

Todos los diseñadores del mundo han copiado porque es una manera fantástica de aprender. Imitar a quienes uno admira nos ayuda a desarrollar nuestras habilidades y mejorar nuestro oficio.

Los buenos artistas copian, los grandes roban

Pablo Picasso

De hecho esa cita se le ha atribuido a Picasso, Faulkner y Stravinsky, y parece ser una modificación de lo que T. S. Eliot escribió en 1920 «Los poetas inmaduros imitan; los poetas maduros roban» basado en una frase publicada por W. H. Davenport Adams treinta años antes (fuente (en inglés)).

Es frecuente encontrar citas mal atribuidas o modificadas, y es difícil encontrar las fuentes originales online. Lo que es un problema si te basas únicamente en fuentes online porque no sólo no tendrás las referencias correctas, sino que aprenderás y repetirás referencias incorrectas o falsas. Lo mismo ocurre con la cultura visual.

Dejemos de lado el hecho que basarse únicamente en fuentes online para construir la cultura visual es una experiencia pobre en lo que respecta al arte y artefactos de diseño gráfico, ya que durante décadas la gente ha usado reproducciones de arte en libros impresos como fuente principal. No todo el mundo puede permitirse viajar por el mundo para ver las obras maestras originales y disfrutar su aura.

THay un problema con la información online y es que se replica a sí misma contínuamente y, como si se tratara de organismos vivos, muta después de varias generaciones, lo que online puede llevar tan sólo unas pocas horas. Fuentes bien documentadas con atribuciones correctas y contexto pierden su valor original y terminan siendo simple y llanamente repeticiones de imágenes que pueden además incluir errores en nombres, títulos y fechas.

Izquierda: Cartel para Musica Viva por Josef Müller-Brockmann
Derecha: Cartel de la Serie Swissted por Mike Joyce

Y si encontrar fuentes fiables para una pintura del siglo XVIII no siempre es fácil, para piezas de diseño gráfico puede ser una pesadilla, ya que existen menos fuentes fiables y además muchas veces se acceden a versiones e interpretaciones de éstas.

Los dos ejemplos con que voy a ilustrar ésto no son un plagio, ya que ambos se han hecho con la intención de homenajear el estilo, pero ninguno de ellos añade nada nuevo al original. La versión de Mike Joyce no pretende ser una copia del cartel de Josef Müller-Brockmann sino una recreación del estilo. Pero la disposición tipográfica es menos interesante, e incluso habiendo añadido más colores la composición es más regular y predecible. Jessica Svendsen hizo una versión del original con el mismo texto, pero elimina la tensión y el dinamismo en la composición sin añadir nada nuevo resultando más aburrida.

Izquierda: Cartel para Zurich Town Hall por Josef Müller-Brockmann
Derecha: Reinterpretación del Mismo Cartel por Jessica Svendsen

La comparación no es justa, obviamente, porque por una parte no es fácil ser mejor que Müller-Brockmann diseñando un cartel, y por otra ambos intentaban reproducir su estilo y es imposible ser mejor Müller-Brockmann que el propio Müller-Brockmann.

Pero son un ejemplo de como si tomas como referencia de la época y el estilo versiones modernas del mismo en lugar de los originales, o si mezclas ambos, puedes estar perdiendo aspectos importantes del tono y el estilo, y por supuesto la oportunidad de aprender directamente de un maestro en su campo.

Izquierda: Portada del Libro Lenzig Publishing House por Aleksandr Rodchenko
Derecha: Portada del Disco You Could Have It So Much Better por Franz Ferdinand

No estoy abogando en contra de la copia. De hecho recomiendo leer el libro de Austin Kleon ‘Steal Like An Artist’. Sólo sé riguroso cuando te documentes o busques inspiración para mejorar y ampliar tu cultura visual con las referencias correctas. Es la única manera de no acabar siendo la copia de una copia de una copia.

Añadido

Irónicamente, originalmente atribuí erróneamente el cartel con el que abro el artículo a Müller-Brockmann cuando es de Gottlieb Soland, ahora corregido.

No hago ninguna critica de la comparación de mi propuesta de cartel y el de Gottlieb Soland porque me parece obvio que el mío es mucho menos interesante compositivamente, y también porque yo no conocía el cartel de Soland antes de hacer esa propuesta. La he añadido sólo para dejar claro que con ésto no intento señalar a nadie.

También añadiré un ejemplo de un cartel de Müller-Brockmann comparándolo con el de Soland. En este caso, aunque la composición y el resultado de ambos son muy distintos, el concepto es muy similar, aunque el enfoque de Müller-Brockmann va más lejos que Soland y es un buen ejemplo de cómo hacer algo basado en el trabajo previo de otra persona añadiendo algo al proceso. La composición de Soland es soberbia, pero Müller-Brockmann logra un mayor impacto y funciona mejor como cartel, en mi opinión.

Izquierda: Cartel para Grammo-Grafik por Gottlieb Soland
Derecha: Cartel para Anthologie de Musique Suisse por Josef Müller-Brockmann