Fran Rosa

17 Marzo 2016

Diseño

Diseño de marca: Guía para negocios

English: Brand Design: A Guide For Businesses

Existe un malentendido muy extendido sobre diseño y marcas. Algunas personas creen que debes contratar a un diseñador gráfico para que cree una marca para ti. No es cierto. Y la peor parte es que algunos diseñadores contribuyen a difundir esa idea para tener nuevos clientes.

¿No necesito un diseñador?

No se me ocurre ningún negocio que no pueda beneficiarse de trabajar con un diseñador gráfico. Trabajan en comunicación, y todos los negocios necesitan comunicarse a uno u otro nivel. Desde diferenciación a pertinencia formal del mensaje, un diseñador gráfico es un gran activo para tu negocio.

¿Quién va a crear mi marca?

Una marca, y especialmente la marca de la empresa, tiene que crearse desde dentro y, lo más importante, toda la empresa debe darle vida. Una marca es una serie de atributos de tu compañía o producto, y deben ser reales. Puedes crear una marca para tu negocio que no refleje los valores reales del mismo, sino los que te gustaría que asociaran con tu empresa. Pero no durará. Puedes engañar a todo el mundo por un tiempo, o a unos pocos todo el tiempo, pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo.

¿Tengo que saber cómo crear una marca?

Debes conocer la identidad de tu empresa o producto para poder crear una marca, pero puedes recurrir a ayuda profesional. Hay especialistas en creación de marcas, pero se trata de una cuestión de marketing. También hay profesionales especializados en áreas concretas como la reputación online. Algunos diseñadores gráficos tienen la experiencia suficiente para ayudarte a identificar los factores clave de tu marca. Si buscas ayuda para definir tu marca, ya sea contratando a alguien o colaborando con una empresa o freelance, tienes que ser honesto sobre tu empresa, tus capacidades y la identidad de tu negocio.

¿Qué hago después de definir la marca de mi negocio?

Una vez tu marca está claramente definida, puedes trabajar en todos los aspectos de tu negocio que reflejan tu marca, desde la publicidad a la atención al cliente, el producto o la comunicación. Si los valores de tu marca están claros es sencillo que todos esos aspectos se alineen para reflejarla. Si la amabilidad es uno de tus valores esenciales de marca, no solo tu publicidad debe ser amable, sino también tu respuesta a comentarios de los consumidores o al tratar con clientes.

¿Cuándo vas a mencionar la necesidad de un logo?

La forma de los mensajes es muy importante. No es el aspecto más importante, pero uno de los primeros de la lista. Y una buena representación visual de tu identidad de marca es un aspecto muy relevante, porque se extiende a cada interacción: tu sitio web, cartas, productos, etc. Pero no necesariamente se reduce a un logo, o al menos no a lo que la mayoría de gente entiende que debe ser un logo. Una marca puede ser mutable y tener diferentes formas, y no necesariamente ser una marca escrita con un símbolo asociado. A veces la tipografía es suficiente. A veces sólo el uso del color, y no necesariamente un solo color.

¿No necesito una marca textual, un símbolo, un color corporativo, y todas esas cosas?

Las marcas solían funcionar por repetición. Y dependiendo del tipo de negocio, puede ser la mejor manera de afrontarlo. Pero a veces una estrategia basada en una serie de elementos en lugar de repetir el mismo una y otra, y otra vez, puede comunicar mejor la marca. Si tu negocio es una tienda pequeña, envasar tus productos en un color concreto, o usando texturas puede ser más interesante que imprimir tu logo en miles de bolsas de plástico. Si envuelves lo que vendes de manera interesante, eso puede provocar conversaciones de tus clientes con amigos sobre dónde lo han comprado, y eso puede ser más útil que imprimir tu dirección en la bolsa.

¿Podré permitirme el gasto que todo eso conlleva?

Un plan de marketing es la mejor manera de saber cuánto gastas en cada aspecto de tu comunicación. Pero la mayoría de diseñadores gráficos son capaces de discutir contigo tus opciones ajustándose a tu presupuesto y los resultados deseados. Si eres honesto con el diseñador sobre tu presupuesto, él te será de gran ayuda. Algunos temen que diciéndole a un diseñador cuánto pueden gastar, conllevará que elijan la opción más cara que puedan. Pero esa es la idea, que te ofrezcan la mejor opción que te puedas permitir. Y si trabajas con la misma profesional a lo largo del tiempo, tendrá la opción de adaptarse a la evolución de tu negocio y al crecimiento de tu marca, porque el tiempo juega a tu favor, y las marcas necesitan tiempo para desarrollarse y ser entendidas.

Si eres honesto sobre tu negocio cuando trabajas con profesionales del diseño, el marketing y la creación de marcas, confías en ellos para trabajar juntos a lo largo del tiempo, y discutes con ellos de negocios, podréis construir una marca juntos. Porque los verdaderos profesionales hablarán contigo de negocios, no de los servicios concretos que ofrecen. Si algún profesional te ofrece hacer algo concreto (ya sea un sitio web, un catálogo o papelería) en lugar de ayudarte a hacer que tu marca (y tu negocio) crezcan, mejor búscate a otro.